La promesa a los clientes de transporte de carga y logistica

Muchos pueden creer que lo verdaderamente relevante o clave, entonces, es que el transporte sea veloz, pero no. Lo que importa es que esté en línea con la “Promesa al cliente”, que este reciba lo que se le ha prometido.

Luego de tener claro esto es necesario evaluar los costos de transporte, lo cual es relativo. Porque cuando se busca la menor tarifa de transporte siempre habrá alguien más barato que el resto, sin embargo, no sirve de nada si ese transporte llega tarde o simplemente no cumple cuando el cliente lo necesita.

Esto se puede visualizar de forma muy simple, por ejemplo, si tenemos un origen y destino en donde el “transportista A” cobra 100 dólares llegando en 72 horas y un “transportista B” que cobra 200 dólares llegando en 24 horas al mismo destino, en donde el cliente nos exige llegar en 18 horas, la pregunta que surge en forma inmediata es ¿Cuál es la mejor tarifa de transporte? La respuesta queda abierta, sin embargo, cuando se define que el único elemento diferenciador es el servicio, la tarifa o costo de transporte pasa a un segundo plano cuando es el cliente el que está en juego.

No hay tarifa de transporte más conveniente, si el cliente es capaz de valorarla a través de su necesidad.

Cinco consejo a considerar en el Transporte Carretero (Camiones)

Dado que la modalidad de transporte más usada en el mundo para abastecer a clientes es el camión, se deben considerar los siguientes cinco aspectos al momento de elegir un transporte de este tipo:

1. Round Trip versus One Way: Contratar en lo posible transportes que tengan retornos propios con otras empresas, así el viaje será redondo (Round Trip). De lo contrario, es decir, transporte sin retorno (one way) lo más probable es que parte del retorno sea traspasado a la tarifa, encareciendo los costos de transporte.

2. Contratos: Siempre generar contratos que garanticen la operación, sobre todo que contemplen seguros de carga, accidentes y daños a terceros, en fin, quedar respaldado frente a cualquier eventualidad, ya que la carga es de cada empresa y se puede ver involucrada en situaciones no deseadas.

3. Nivel de Servicio: Medir periódicamente el nivel de servicio prestado por el transporte, generando encuestas de satisfacción que involucren a los clientes, a los centros de distribución y a las áreas comerciales; así se tendrá un monitoreo que a la larga beneficiará con un aumento del nivel de servicio final a los clientes.

4. Polinomio de Reajustabilidad: Con el fin de evitar subjetividades y no pagar “ineficiencias” en la tarifa de transporte, se debe en conjunto con la empresa mandante y de común acuerdo, generar un polinomio que involucre al menos 3 aspectos de los costos de transporte que influyan en la tarifa final, por ejemplo, el petróleo, los neumáticos y el dólar.

5. Imagen y seguridad: El transporte es siempre la cara visible final con los clientes, estos deben cumplir estándares de buena imagen, limpieza de los equipos y sobre todo seguridad, en aspectos tales como horas de conducción, control de velocidad vía GPS y equipos de carga y descarga cuando lo amerite, en lo posible generar todas las condiciones de seguridad en los peonetas de ser necesario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *